Historia de Riosa



En esta sección intentaremos analizar un poco la Historia de Riosa desde su creación hasta la actualidad.


Historia

Su situación en la agreste montaña central asturiana en la cuenca del río Caudal ha determinado las características de este concejo a lo largo de toda su historia desde el Neolítico (6000 - 3000 a. C.). La presencia humana está atestiguada en las primeras etapas de la Edad de los Metales(Cobre, Bronce y Hierro). Los hallazgos de mayor valor corresponden a las minas de cobre en Texeo (2000 a. C.), las más antiguas de España, ubicadas en la vertiente oriental, entre 1200 y 1600 m de altitud en la Sierra del Aramo, cerca del pueblo de Llamo. En 1880 Van Straalen, ingeniero de la fábrica de Mieres, descubrió esta antigua explotación con una extensa red de galerías y pozos. El análisis de los esqueletos humanos, mazos, teas, bateas, crisoles,..., encontrados han permitido también apuntar su actividad en torno al siglo II a.C. (finales de la Edad del Hierro y colonización romana).


La minería, tanto de carbón como de cobre puede considerarse la actividad más característica de este concejo, tanto históricamente como en nuestra época.
  • Edad Media
La presencia de varios castros en el concejo (Pera’l Colleu, en Rioseco y el Pico Castiello en El Collao), apuntan la presencia por pueblos prerrománicos (pésicos). En este último se encontró un ara romana consagrada al dios indígena Reo Pecio Parameco. Inscripciones en lápidas e influencias en la toponimia local dan fe de la presencia romana en la zona, interesados en los metales de los astures (cobre, oro y plata). Los primeros escritos referentes a Riosa aparecen en el Alto Medievo, con fecha de 857 hay noticia de la donación del valle por parte de Ordoño I a San Salvador. El valle aparece como dominio feudal de la Iglesia de Oviedo, pertenencia que se mantuvo durante siglos.

  • Edad Moderna







Pozo Monsacro en la actualidad.


La desamortización de bienes eclesiásticos llevada a cabo por el Rey Felipe II (1536), da lugar a la compra de las tierras de Riosa por los vecinos -el 17 de diciembre de 1579- a pesar del interés de Oviedo por adquirir el territorio. De esta forma Riosa -a excepción de Llamo- se constituye en un concejo autónomo e inicia una nueva etapa en su historia, con el pueblo de Felguera como capital. Riosa no sufre grandes cambios hasta mediados del s.XIX, con el inicio de la actividad minera en explotaciones carboníferas. La necesidad de abastecer la Fábrica de Armas de Trubia provocó que en 1846 se comenzase a extraer el carbón de la mina La Esperanza, La Raíz y más adelante del Pozo Monsacro situadas en el Monte Canales dándole salida ferroviaria por la Pereda (Mieres). Es Hulleras de Riosa quien gestiona inicialmente, hasta que la construcción del ferrocarril de la cuenca langreana deja de hacer rentable esta explotación. En 1880 Felguera dejará de ser capital del concejo en favor de la actual La Vega, reflejando un giro histórico, el relevo de la actividad ganadera por la industrial.
  • Edad Contemporánea







Cuesta en el recorrido de la subida al Angliru llamada Cueña les Cabres con un 23% de pendiente.


Con la minería llegó el idealismo del movimiento obrero, que marca los acontecimientos futuros, en los convulsos años 30 (elecciones en el 33, revolución del 34, golpe del 36) hasta la caída del frente asturiano, que supuso una fuerte represión en la posguerra. En los 50 se intensificó la actividad minera, y la Sociedad Hullera de Riosa es absorbida porENSIDESA (1952). En los 60 se abre el Pozo Monsacro, en el límite entre Riosa y Morcín, cuyo desarrollo influirá notablemente en ambos concejos. Así la zona experimenta una gran expansión con la construcción de los barrios obreros de L’Ará y Nijeres, formados por las llamadas "Colominas". En 1969, el Pozo Monsacro pasa a ser gestionado por HUNOSA. La Transición supone también una evolución económica que afectará a toda la cuenca minera. La restructuración supone la reducción de la actividad industrial y dependencia de la minería. Así, nuevos horizontes se abren con la declaración del paisaje protegido "Sierra del Aramo" y etnografía, base de las actividades turísticas y lúdicas de quién busca lugares por descubrir. Lo más reciente llega de mano del ciclismo, con la participación del Angliru, puerto de la Sierra del Aramo de una dureza espectacular, en La Vuelta Ciclista a España -la primera en 1999- dando a conocer Riosa a nivel internacional, y su hermanamiento con otros puertos míticos del ciclismo (Mortirolo y Tourmalet). La rehabilitación de las minas de Texeo es también protagonista de nuestro presente.
  • Minería del Cobre
    • Descubrimiento

Las minas de cobre y cobalto de Riosa, ubicadas en la falda este de la Sierra del Aramo se encuentran a una altitud de entre 1.200 y 1.600 metros. Se denominan también minas de Llamo, Rioseco o Texeo y vienen explotándose desde tiempos prehistóricos, tal como atestiguan los hallazgos de restos humanos y utensilios allí realizados. Estos descubrimientos fueron realizados en 1880 por el ingeniero belga, Alejandro Van Straalem
  • Prehistoria y dominación Romana







Antigua boca de las minas de Texeo.


Van Straaleem descubrió las minas casualmente, y en ella se han encontrado 191 piezas esqueléticas humanas. Estos hallazgos estaban acompañados de varios utensilios hechos en hueso, martillos y variedad de restos de animales. De los estudios de estos esqueletos, el antropólogo Federico Oloriz, deduce que eran jóvenes varones de entre veinte y treinta y cinco años, su altura media era de 1,65 metros y su complexión delgada, lo que facilitaba su paso por las estrechas galerías.


Los esqueletos encontrados en estas minas tienen la particularidad de presentar un color verde debido a su contacto con el óxido de cobre. Se encuentran repartidos por varios museos como el Arqueológico de Madrid y el Museo Arqueológico de Oviedo, principalmente. Todos estos restos han sido fechados en los comienzos de la Edad de Bronce alrededor de 1500 años a.de C.


El método principal de trabajo empleado en el sistema minero antiguo del Aramo es el del arranque al fuego, consistente en el fuerte calentamiento de la roca con fuego, para después enfriarla bruscamente con agua en cuanto se alcanzare una determinada temperatura. Con ello se provocaba su fragmentación, facilitando de este modo la extracción del mineral con cuñas y otras herramientas, como los característicos picos-palanca.


También se tiene constancia, por utensilios encontrados e inscripciones existentes en la zona, de la explotación de estas minas por los romanos, para lo cual se habrían valido de mano de obra esclava, como era habitual en la época, en este tipo de explotaciones.
  • Edad Contemporánea







Bocamina bloqueda con una antigua vagoneta de mineral, para evitar la entrada de ganado.







Lavaderos de mineral de cobre en las instalaciones de Rioseco, Texeo, Riosa, Asturias.


La cronología de su explotación en tiempos recientes sería la siguiente:
1897 Se constituye la compañía The Aramo Cooper Mines Ltd, de capital inglés, participada por Van Straalem.
1883 Se inicia la construcción del poblado minero de Rioseco, en la falda del Aramo, donde posiblemente antes se habían asentado los mineros prehistóricos. Gracias a estas minas llegó el tendido telefónico a Riosa y se construyó la carretera hacia Lena, hacia donde se transportaba el mineral. El poblado ocupa unos 1000 m2 está formado por 5 edificios: oficinas, cantina, economato, viviendas, cuadras que forman un conjunto arquitectónico de estilo inglés con su típico ladrillo rojo, decorando puertas, ventanas, esquinas y muy integrado en el verde entorno que lo rodea. En la parte posterior del poblado encontramos la zona donde se recepcionaba el mineral en bruto, que llegaba por el cable volante; aquí era lavado, seleccionado y cargado en camiones. Todo el conjunto constituye un magnifico ejemplo de Arquitectura Industrial
1930 Tras un periodo de ruina, se hizo cargo de la explotación la Empresa del Surdedicada a la extracción del Cobalto.
1940 Se instala la Sociedad Minero-Metalúrgica Asturiana (METALSA)
1960 Cierre definitivo de las minas y abandono del poblado, debido a la apertura de minas en otros países, como Chile, o Perú donde la explotación del cobre resultaba más rentable. La riqueza media del mineral del yacimiento en este último periodo era del 12% de cobre, 3% de cobalto y 3% de níquel.

  • Minería del Carbón
Las explotaciones mineras de Riosa se se componen de cuatro grupos: Canales, Piedrafita, La Esperanza, Ablanedo.


Las minas de hulla de Riosa fueron reservadas al Estado Español en la Ley de Minas de 6 de julio de 1859, para el suministro de carbón a la Fábrica de Armas de Trubia. Posteriormente y ante el encarecimiento del transporte, fueron vendidas a "Hulleras de Riosa", compañía que las explotó durante cuarenta y cinco años. Posteriormente fueron gestionadas por ENSIDESA y actualmente lo son por HUNOSA (Pozo Montsacro).

Fuentes :http://es.wikipedia.org/wiki/Riosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario