lunes, 16 de marzo de 2015

JUAN LUIS SARIEGO RODRIGUEZ, UN ANTROPÓLOGO CON RAICES RIOSANAS (Oviedo, España 1949 - Chihuahua, México 2015)




El pasado día 4 de marzo de 2015 ha fallecido en Chihuahua (México), el antropólogo asturiano JUAN LUIS SARIEGO RODRIGUEZ, de raíces  riosanas y ovetenses. Por su parte paterna, se remontan  a Muriellos (Riosa), lugar donde vivieron sus abuelos, Luis Sariego Esteban, Luis "Caleya" y María Fernández, hija de Rosa "La vaquera". Estamos seguro que,  sus orígenes riosanos han tenido una gran importancia en el objetivo fundamental de su gran labor desarrollada en México en el campo de la antropología, la investigación y la educación.  Su abuelo Luis Sariego fue entibador en las minas de carbón en Asturias  y, además,  nuestro  Concejo de Riosa ha sido  una  zona minera por excelencia, con minas carbón y cobre- estas, las de Texeo, en La Sierra del Aramo, con una antigüedad contrastada de más de  4.000 años. De hecho, a su abuelo Luis Sariego, le dedicó uno de sus libros sobre la minería mexicana -"Enclaves y Minerales en el norte de México. Historia  social de los mineros de Cananea y Nueva Rosita 1900-1970. -; en él se analizan los aspectos laborales, urbanos y sociales de dos ciudades mineras: Cananea y Nueva Rosita.
Si hubiera permanecido en España, lo más probable es que se hubiera involucrado en la historia minera de Asturias, en la que Riosa, el municipio de sus ancestros por parte de padre, ha jugado un papel relevante. Así lo hizo en Mexico. Disfrutaría estudiando como antecedente  las minas de Cobre y Cobalto de Texeo para después, como buen antropólogo, sumergirse en la minería del carbón, su aspecto social, las difíciles circunstancias en que trabajaban los mineros después de la guerra civil, en los que la silicosis hacía estragos, reduciéndoles sus expectativas de vida.  
La minería del carbón  en nuestro Municipio, se remonta hasta 1845, cuando el carbón era transportado en carretas desde las Minas de Porció (Riosa) hasta Trubia - en las cercanías de Oviedo- , para alimentar los altos hornos de la Fabrica Nacional de Cañones.
Retomando el hilo de nuestra exposición, Juan Luis, nació en Oviedo el 25 de diciembre de 1949, era el tercer hijo de una familia numerosa (seis varones)   y, con cuatro años, por razones de trabajo de su padre, Silvino Sariego, se trasladó con toda su familia a la población de Los Corrales de Buelna (Cantabria). Allí, su padre, trabajó como ingeniero en la Fábrica de Nueva Montaña y Quijano S.A. 
Realizó sus estudios de bachiller, junto con sus hermanos, en el internado del colegio que los jesuitas  tienen en la ciudad de León. Finalizado el bachillerato -1966-, ingresó en la Compañía de  Jesús. Como parte de su formación, llevó a a cabo las denominadas " experiencias sociales". Él trabajó como  peón de albañil en Ponferrada (León).
Estudió la licenciatura de Filosofía y Letras en la Universidad de Comillas y en 1971 se fue como misionero al Chad (Africa), uno de los países más pobres del mundo, donde trabajo durante dos años. Tal parece que fue en El Chad donde verdaderamente surgió su pasión por  la Antropología, introduciéndose en la cultura nàr, llegando, incluso, a escribir el libro titulado "Recueil de textes nár Tchad".
De regreso a España inició los estudios de Sociología, en la especialidad de Antropología Social en la Universidad Complutense de Madrid.
 En 1974 se trasladó a México, donde ha desarrollado toda su labor científica, de investigación y docente hasta el momento actual en que falleció con 65 años (04-03-2015). Poco después de llegar a México dejó la Compañía de Jesús. Estudia Maestría en Antropología Social en la Universidad Iberoamericana de México. Según comenta el propio Juan Luis en uno de sus vídeos, aquí tuvo los mejores maestros que pudieran encontrase en el campo de la Antropología. Presentó su tesis de maestría por la que obtuvo  el Premio Fray Bernardino de Sahagún otorgado por el INAH,  a la mejor tesis de maestría en antropología social.
Entre 1978 y 1982 fue profesor del CIESAS, donde realizó varios proyectos, bien de forma individual o conjunta  con otros compañeros antropólogos (Los Mineros Mexicanos ...). 
Se casó en 1978  con Patricia Cabrera y en 1982 nació su hija Yunuén. Sobre el año 1987 Juan Luis y Patricia  se  divorciaron.
Entre los años 1982 y 1998 desarrolló su labor en La Escuela  Nacional de Antropología Social.
Posteriormente, 1988,  se traslada a la ciudad de Chihuahua con el fin de continuar sus investigaciones antropológicas sobre el norte de México. Aquí vivió durante 27 años. Con sus compañeros, Lourdes Pérez, Victor Quintana, Luis Reygadas, Margarita Urías y Augusto Urteaga, fundan, en 1990,  la hoy conocida como Escuela de Antropología e Historia del Norte de México, lugar donde ha trabajado hasta su muerte.
A partir de 1993  estudió el Doctorado en Ciencias Antropológicas  en la Universidad Autónoma Metropolitana, presentando la tesis "La cruzada indigenista en la Tarahumara", con la que también obtuvo el Premio Fray Bernardino de Sahagún, otorgada por el INAH a la mejor tesis de doctorado de antropología social 2001. En la EAHMN fue también el fundador de  de la maestría en antropología social, institución que coordinó entre 2003 y 2008. Por esa Escuela han pasado los mejores antropólogos mexicanos por invitación de Juan Luis. En Chihuahua, en el año 1993, se casó con Lorelei Servin con la que compartió su vida durante 22 años.
Podemos decir sin temor a equivocarnos que, cualquier intelectual que pretenda realizar cualquier estudio de  antropología industrial, investigación sobre la minería y el indigenismo mexicanos..., siempre  tendrá que acudir a sus publicaciones y libros ya que son un referente.

Todos los trabajos realizados por Juan Luis, siempre estaban precedidos de una gran labor de campo, su extraordinaria personalidad que generaba confianza, su franqueza, su discreción, su generosidad, su compromiso y su amabilidad, le hacían conectar con todo tipo de personas.  Su carácter abierto, le facilitaba la labor. 
El campo abierto por Juan Luis, es vasto y extenso, por lo que esperamos que sus compañeros, con los que compartió todos sus avatares, lo profundicen y sigan desarrollándolo  en el futuro. Seguro que él se alegraría.
Sus amigos y compañeros en el campo de la antropología, han querido resaltar su figura de muy diversas maneras, con artículos, relatando su biografía y sus logros, igual que las Instituciones donde  desarrollo su labor. 
 Que pena que el cáncer se haya llevado a un científico social, honesto y comprometido con los más desvalidos.
Según nos dice Luis Reygadas en su biografía, Juan Luis "Será recordado como antropólogo, investigador y maestro, pero más que nada como un buen hombre, generoso y comprometido, que compartió sus palabras, su sabiduría y amabilidad en todos los lugares en que vivió y trabajó."
De hecho, en la hora de su muerte, todo el mundo estaba allí, su familia, sus amigos, sus compañeros, los activistas - mestizos  e indigenas  de La Sierra de Tarahumara-, sus estudiantes, Autoridades ... Todos se han volcado en la despedida del que ha sido y será considerado en el futuro como una autentica autoridad en materia de la Antropología mexicana.
Aparte de sus numerosos artículos, conferencias, trabajos de investigación etc, entre sus libros podemos destacar los siguientes:
- 1973 Recueil de textes nàr (Tchand).
- 1978 Los mineros de la Real del Monte. Características de un proceso de proletarización.
- 1978  Educación y trabajo en el sector industrial. Diseño de investigación.
- 1980 Educación y trabajo en el sector pesquero.
-1983 (en coatoría con Federico Besserer y Victoria Novelo) El sindicalismo minero en Mexico 1900-1950.
- 1987 (En coatoría con Cimet E, M. Dujovne, N García Canclini, J Gullco.C. Mendoza, F., Reyes G. Soltero y E. Nieto) El Público como propuesta. Cuatro estudios sociológicos en museos de arte.
- 1988 Enclaves y Minerales en el norte de México. Historia  social de los mineros de Cananea y Nueva Rosita 1900-1970. 
- 1988 (En coautoría con L. Reygadas, M.A. Gómez y F.J. Farrera) El estado y la minería mexicana. Política, trabajo y sociedad durante el siglo XX.
- 1994 La  lucha de los mineros de Chihuahua por el contrato único (1937-1938)
- 1998 (Como Coordinador) Trabajo, territorio y sociedad en Chihuahua durante el siglo XX. Historia General de Chihuhau. Tomo V. Periodo Contemporáneo.
- 1998 (En coatoría con  Contreras O, O., A. Covarrubias, M.A. Ramirez) Cananea. Tradición y modernidad en una mina histórica.
- 1998 El indigenismo en Chihuahua, Antología de Textos.
- 2003 El indigenismo en la Tarahumara. Identidad, comunidad, relaciones interétnicas y desarrollo en la Sierra de Chihuahua.
- 2006 San Ignacio de Arareko. Guia para adentrarse al entorno natural y al saber tarahumara.
- 2007 Los jornaleros agrícolas, invisibles productores  de riqueza. Nuevos procesos migratorios en el noroeste de México.
- 2008 La Sierra Tarahumara: travesías y pensares.
- 2008 Retos de la antropología en el norte de México. Primer coloquio Carl Lumholtz en el 15 aniversario de la ENAH  Chihuahua.
- 2008 El norte de México. Entre fronteras.
- 2011(Coordinado con Victoria Novelo)La antropología de las orillas: prácticas profesionales en la periferia de la antropología mexicana. 
- 2014  (Coordinado con Victoria Novelo) Temas emergentes en la antropología de las orillas.
----------

In Memoriam de Juan Luis Sariego Rodriguez.

Juan Luis, tu familia riosana se siente orgullosa por ser como fuieste, una persona amable, discreta, de carácter abierto y dialogante, comprometida con los más desvalidos y, también, por  tu ingente labor científica, docente  y de investigación que has desarrollado en el campo de la antropología - primero en El Chad (Africa) y después en México durante cuarenta años. Has dejado huella.


jueves, 5 de marzo de 2015

SILVINO VILLANUEVA - SILVI -, DE RIOSA (ASTURIAS), UN GENIAL ARTESANO DE LA MADERA.

Silvino Villanueva, familiarmente conocido como "SILVI", es, para nosotros, uno de los artesanos de la madera más destacado de nuestro Concejo de Riosa. Nació en Los Bayos (Riosa)  el día 2 de noviembre de 1948 y se crió entre el pueblo del Praulorto y el Cantu La Vara.
Desde muy joven  siempre le gustó modelar cualquier trozo de madera que cayera en su manos, utilizando la navaja. Con 16 años ya confeccionaba mangos de navajas  con figuras de animales. Después de perfeccionar sus habilidades, con treinta años, ya realizaba tallas de gran  dificultad. 
Suele utilizar madera de castaño, nogal, cerezo y algunas otras típicas de la región asturiana.
Durante todos estos años su actividad ha sido constante, dedicándole muchísimas horas. Su obra quizá podríamos decir que se reparte en tres facetas fundamentales:
- Mangos artísticos para navajas.
- Bastones y varas con empuñaduras de muy diversas formas y  dibujos tallados en la vara, propiamente dicha.
- Y la más importante, construcción de  diferentes muebles, algunos con tallas que rayan en lo divino. 
Fundamentalmente utiliza motivos de la mitología asturiana o escenas del folclore regional, animales salvajes autóctonos y domésticos.
Silvi, tiene un talante afable y tranquilo y, con exquisita paciencia, va mostrándonos todas las obras ejecutadas por él y que aún conserva en su poder:
- Su excelente colección  de mangos de navajas, artisticamente tallados con  escenas de caza, formas de animales, folclore regional, etc.  
- Sus bastones y varas, rematados con empuñaduras bellamente talladas, aprovechando sus formas naturales (Y es que Silvi, no dobla cayados,  sino que recoge en las fincas o en el monte las varas con su raíz, a las que después con su imaginación y sus portentosas manos, les da vida, desde su empuñadura hasta el recatón). Hay empuñaduras con la forma del Apóstol Santiago, en forma de herradura, con la cabeza de algún personaje o animal, etc. Y, lo que es propiamente la vara, con dibujos tallados - de la mitología asturiana,  de  animales o geométricos -.
- Tallas de figuras humanas (el paisano pobretón "durmiendo la mona", mujer desnuda ..)
- Figuras de animales (un oso de buenas dimensiones).
- Los arcones y arcas, bellamente tallados con dibujos geométricos utilizados desde siempre en Asturias (el trisquel, el rosetón ...) , escudos de madera de  Riosa, Lena ...; relojes con base de madera tallados con diversos motivos, también asturianos.
- Diverso muebles ubicados en otras estancias, marcos de cuadros, frontales ...
-Pequeñas figuras (llaveros, escudos, prendedores, barcas, madreñas, cadenas ...)
Podemos decir que Silvino Villanueva  "Silvi", en esto de la talla artesana de la madera, es un padre con muchos hijos que se han ido independizando y residen en diferentes ciudades y pueblos del Principado de Asturias, España y, puede que alguno, incluso haya emigrado fuera.  No obstante, él aún conserva en su poder algunas de sus obras de las que se siente  verdaderamente orgulloso.
En la obra de un artista siempre hay alguna que, por diversos motivos, gozan de su predilección. Silvi no es una excepción y viendo como nos hablaba del  bargueño; de la mesa de centro, hecha  en madera de nogal  con escenas de la mitología tailandesa; del paisano pobretón "durmiendo la mona" o del arcón que hizo para su hijo; el "madreñeru", la mujer desnuda ..., sabemos perfectamente que son sus preferidas. Y nos es para menos, en la mesa de centro, los relieves y la dificultad de la talla son dignos de admiración; además se siente orgulloso porque el nogal de que está hecha procede de  una finca familiar. La madera de que está hecho el bargueño, también tiene su historia.
Aparte de todas estas obras, Silvi también ha tallado algunas otras cosas, como la  puerta principal de la que era su vivienda en EL Praulorto (Riosa) y alguna otra más; además ha dotado el pueblo de varias figuras que parecen sus  guardianes (sobre todo el búho a tamaño natural que está a la entrada del pueblo y la cabeza  sacada de una caña de "faya" (haya) con una protuberancia anormal donde talló la cara y  que está colocada en la "tarambela " de la panera). Podemos ver también la figura de un oso,  alguna seta de colores llamativos (amanita muscaria -) y hasta un ¿"cuélebre"? que ha tallado (como también la cabeza de un perro) aprovechando los varales del cierre de la finca. El Praulorto parece un pueblo encantado. Muy cerca de allí, en La Vara, también podemos ver detalles de su obra en el cartel tallado en madera que nos indica donde está la capilla de San Melchor. Y muchas cosas más que podréis ver en el reportaje fotográfico. 
Hacía tiempo que queríamos destacar la gran trayectoria y la gran valía de este artesano riosano y hoy, por fin, lo hacemos. Esperamos que os guste su obra.
Como epílogo, no queremos dejar de  comentaros algo anecdótico pero que, para nosotros que nos gusta la montaña, es muy interesante: Silvi es miembro del Grupo de Montaña "El Fariñentu" de Pola de Lena y ha visitado todos los picos de Asturias.  En cada salida, siempre trajo una piedra de los picos visitados, en la que grababa el nombre del pico y la altura. Ahora,  todas estas piedras, están colocadas  en un muro de tres metros de largo -en esquina- y un metro de altura, en las inmediaciones de su antigua casa de El Praulorto (Riosa).
-------------
Reportaje fotográfico:

Parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:

Foto: José Luis Cabo Sariego

Bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle del remate de una las guiaderas en las que se apoya la puerta del bargueño tallado por Silvi El dibujo esta tomado de un sello:


Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de las patas en que se apoya el  bargueño tallada por Silvi:



Foto: José Luis Cabo Sariego

Pobretón "durmiendo la mona":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Pobretón "durmiendo la mona":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Pobretón "durmiendo la mona":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla de la cara de Cristo:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla de osos:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla de osos:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Cabeza de caballo:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Cabeza de caballo:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla de mujer desnuda:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la parte superior de una mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología thailandesa. Al fondo bargueño tallado también por Silvi:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

La talla realizada por Silvi en  la parte superior de esta  mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa, es sutil y delicada, con relieves y detalles sorprendentes:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

La talla realizada por Silvi en  la parte superior de esta  mesa de centro de madera de nogal tallada con escenas de la mitología tailandesa, es sutil y delicada con relieves y detalles sorprendentes:



 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Firma con la que Silvi signa sus obras:


  Foto: José Luis Cabo Sariego

Bargueño:


Foto: José Luis Cabo Sariego

Puerta  tallada del bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Parte inferior del bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Parte lateral del bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Parte superior del bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Parte interior del bargueño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Otra imagen del Pobretón "durmiendo la mona":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Osos:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Escudo de Lena:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Mobiliario auxiliar:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Aprovechando un viejo trinchero (parte baja), Silvi lo restauró y lo dotó de la parte superior con los laterales y frontal tallado. Lo que surgió fue este hermoso mueble:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Bastones y varas talladas,  con empuñaduras artísticas:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

El madreñeru:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Arcas:


 Foto: José Luis Cabo Sariego
 Foto: José Luis Cabo Sariego
 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Arca tallada con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Arca tallada con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Arca tallada con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Arca tallada con motivos de la mitología asturiana:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Muebles de baño:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego

Foto: José Luis Cabo Sariego



 Foto: José Luis Cabo Sariego

Esquinera:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Arcón
 Foto: José Luis Cabo Sariego

Lateral del arcón:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Marcos de cuadros bellamente tallados:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Reloj de cocina:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Colección de navajas:

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego
 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Primeros mangos de navaja tallados por Silvi:



Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Bastones y varas tallados y con empuñaduras artísticas:

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Empuñadura con la figura de Santiago Apostol:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Bastón utilizado haciendo el Camino de Santiago con todo el itinerario grabado:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Firmas de peregrinos, alguno de EE. UU.:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego

Bastón con motivos de la mitología asturiana:

 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

El nuberu:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

El Trasgu:
 Foto: José Luis Cabo Sariego

La Lavandera:
 Foto: José Luis Cabo Sariego

El Sumiciu:
 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Bastón con la empuñadura bellamente tallada con motivos del camino de Santiago (la concha, el apostol, El botafumeiro):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Bastón con la empuñadura bellamente tallada con motivos del camino de Santiago (la concha, el apostol, El botafumeiro):


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Pequeños trabajos:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego
 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego
Arca(obtenida de otra foto) :


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Escañu(obtenida de otra foto) :


Foto: José Luis Cabo Sariego
 Empuñadura de bastón (obtenida de otra foto):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla con motivos asturianos (obtenida de otra foto):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla con motivos asturianos (obtenida de otra foto):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Talla con motivos asturianos (obtenida de otra foto):


Foto: José Luis Cabo Sariego

Reloj-escudo de Riosa (obtenida de otra foto):

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos :

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos (parte superior):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos :

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos :


 Foto: José Luis Cabo Sariego
Detalle de la puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos :


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Detalle de la puerta de la vivienda parterna de "Silvi", en El Praulorto,  tallada por él  con motivos tradicionales asturianos :


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Portilla de acceso a la que fue la casa paterna de "Silvi", en El Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Muro con el nombre de los Picos de Asturias que visitó "Silvi"como miembro del Grupo de Montaña El Fariñentu de Lena,  en la entrada de la que fue su casa en El Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Muro con el nombre de los Picos de Asturias que visitó "Silvi"como miembro del Grupo de Montaña El Fariñentu de Lena,  en la entrada de la que fue su casa en El Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Otro de los vigilantes del pueblo de Praulorto, obra de "Silvi":


Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego

Cartel indicador de La Capilla de San Melchor, en La Vara(obtenida de otra foto) :

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Empuñadura de bastón(obtenida de otra foto):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Puerta tallada con motivos asturianos (obtenida de otra foto):


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Castañuelas y pitos (obtenidas de otras fotos):


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Figuras talladas por Silvi en el pueblo del Praulorto (Riosa):



 Foto: José Luis Cabo Sariego

El búho protector del pueblo del Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

El búho protector del pueblo del Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

 El Oso:


Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego

¿Cuelébre o cocodrilo?:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Setas:

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Silvi, aprovecha los varales del cierre de la finca para tallar sus animales:


 Foto: José Luis Cabo Sariego


 Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego
Foto: José Luis Cabo Sariego


Foto: José Luis Cabo Sariego

Y aquí tenemos el artífice de todo este tesoro de tallas de madera, Silvino Villanueva  "Silvi", riosano y extraordinario artesano de la madera,  posando orgulloso junto a algunas de sus obras:

Foto: José Luis Cabo Sariego

Los Bayos (Riosa), pueblo de nacimiento de de Silvino Villanueva , "Silvi":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

En esta foto se pueden ver los pueblos de Riosa más interesantes para Silvino Villanueva,  "Silvi": Los Bayos, donde nació; El Praulorto y El Cantu La Vara, donde vivió durante su infancia y juventud y La Vara y El Cantu con los que tuvo y tiene mucha relación:


Foto: José Luis Cabo Sariego

El Cantu La Vara, lugar donde vivió con sus abuelos, "Silvi":

 Foto: José Luis Cabo Sariego


  Foto: José Luis Cabo Sariego

  Foto: José Luis Cabo Sariego

 Foto: José Luis Cabo Sariego

Los Bayos (Riosa), pueblo de nacimiento de de Silvino Villanueva , "Silvi":


 Foto: José Luis Cabo Sariego

La Vara, El Praulorto y El Cantu:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

El Praulorto, pueblo donde vivi "Silvi"´con sus padres:


Foto: José Luis Cabo Sariego

El Cantu:


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Panera  del Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego

Panera  del Praulorto (Riosa):


 Foto: José Luis Cabo Sariego


Fuente en el Praulorto:


Foto: José Luis Cabo Sariego