sábado, 27 de abril de 2013

HÓRREOS Y PANERAS DE RIOSA


HÓrrEos y PanerAs de Riosa.-

IntroduccIón:

Los hórreos y paneras son construcciones típicas de los pueblos rurales de Asturias y regiones limítrofes. Podemos decir que el hórreo es uno de los hitos de la identidad asturiana.  Tanto las paneras como los hórreos eran vitales en una casa de labranza.  Por sus cualidades de temperatura y conservación, servían como granero, despensa, almacén y circunstancialmente de habitación.
Para evitar la humedad del suelo e impedir que los roedores puedan acceder, se eleva del suelo, sobre pegoyos (pilares).
Jurídicamente se  trata de un bien mueble dado que puede ser objeto de traslado, no está anclado en la tierra de forma permanente, con todas las consecuencias que ello implica. Normalmente, se construían sobre terrenos públicos, de ahí que cuando caían el terreno era devuelto a la comunidad. También se construían en fincas particulares, pero era la excepción.  Consecuentemente, los construidos  en terrenos públicos no disponían de suelo, excepto para su uso y los construidos en fincas particulares  tenían su propio suelo. De ahí que en las descripciones de los bienes en las herencias, se señale “Hórreo con su suelo” o  “hórreo sin su suelo”, si bien la picaresca y los cambios de titularidad, ha dado lugar a que se describan   muchos de ellos con su suelo cuando realmente no lo son. Situación similar a la de los hórreos asturianos, es la de las bodegas o cuevas en la vecina provincia de León.
      Según dice Manuel G. Linares, “los hórreos y paneras asturianos,  tienen un dudoso origen que se puede remontar hasta el Imperio Romano. Hay quienes creen que los gigantescos cajones de madera llevados sobre ruedas a los campamentos romanos en las campañas de conquista imperial, antecesores de las actuales caravanas, fueron abandonados con frecuencia y aprovechados por los lugareños, quienes los colocaron sobre unos apoyos para usarlos de almacén dando lugar, de esta manera, al nacimiento del hórreo.”
    El insigne ingeniero belga, Alfonso Dory en la Memoria publicada en la Revista Minera en el año 1893 en Madrid, sobre las Minas Prehistóricas de Cobre y de Cobalto, en Texeo- Rioseco (Concejo de Riosa) hace la siguiente referencia sobre el origen de los hórreos: "Examinad las construcciones de tabla donde encierran sus provisiones los aldeanos de Asturias, y reconoceréis en el hórreo montado sobre cuatro pilastras y elevado algunos metros sobre el suelo, los antiguos graneros romanos"
 No existe unanimidad sobre las características que fundamentalmente diferencian al hórreo y la panera. Estimamos que son dos las más señaladas: por un lado, la capacidad y, por otro, el tejado. La panera siempre tuvo una capacidad mayor que el hórreo; en cuanto al tejado Los hórreos tienen tejados a cuatro aguas que se unen en el punto superior, mientras que las paneras tiene tejado con caballete.
        Por otra parte, La panera puede tener seis o más pegoyos, mientras que el hórreo siempre tiene cuatro. El hórro suele tener tarambelas, mientras que la panera tiene, en gran parte, corredor y balaustrada; también tienen una mayor ornamentación.
Estas construcciones están formadas, normalmente, por maderas de castaño o roble. Sus piezas van ensambladas sin un solo clavo, utilizando cuñas de madera. 
       En Asturias, se pueden diferenciar los hórreos y las paneras según las zonas. En la zona central y oriental, están cubiertos de teja. En la zona occidental, están cubiertos por pizarra o paja.
Los dibujos que, normalmente, se hacían en las colondras de la parte principal suelen ser geométricos, pudiendo ser superficiales o perforados, aprovechando sus huecos para dar ventilación al interior del hórreo o la panera.
       El hórreo consta de las siguientes partes: Pilpayu, pegoyu, muela, tacu, trave, petril, engüelgu, colondra, columna, pasamanos, subiera, tenovia y obispo.
Por lo que se refiere al Concejo de Riosa, aún existe un número elevado de hórreos y paneras: OCHENTA Y DOS, si bien el número de paneras es más reducido. En proporción, si tenemos en cuenta el número de habitantes y la superficie, Riosa es uno de los Municipios de Asturias con mayor número de hórreos de Asturias. El pueblo con mayor número de hórreos es Felguera, no obstante no es el que mejor los tiene conservados. Entre hórreos y paneras podemos contabilizar diecisiete. Le sigue Muriellos con doce.
      Teniendo en cuenta que en Riosa hay tres valles principales que confluyen en el valle general de acceso a Riosa por el norte, se procederá a reflejar todos los hórreos y paneras distribuyéndolos por valles:

Primero.- Valle del Río Grandiella.

Segundo.- Valle del Río Llamo.

Tercero.- Valle del Río La Xuncar y del Cordal.


Primero.- Valle del Rio Grandiella.-

 Hórreos y Paneras de Grandiella:

Nº 1: hórreo


Total hórreos de Grandiella: 1


2º.-  Hórreos y Paneras de Les Gateres:

Nº 1: hórreo







Nº 2: Panera


Nº 3 Hórreo






Total hórreos y paneras en Les Gateres: 3

3º.- Hórreos y paneras de La Cebaltorno:

Nº 1: Panera


Panera que, según información de José Francisco Vázquez, era la que estaba en La Vega en el primer tercio del siglo XX delante de la Casa Cabo y el Ayuntamiento y que fue adquirida por sus abuelos. Esto nos demuestra el carácter mueble de los hórreos y paneras.



Total paneras en la Cebaltorno: 1

4º.- Hórreos y paneras del Cabornín:

Nº 1: Hórreo Casa Rigo






Total hórreos del Cabornín: 1

5º.- Hórreos y Paneras de Cerceo:

Nº 1: panera








Rabil de la panera de Cereceo. En perfecto estado de funcionamiento.



Parte superior del rabil, se puede ver el recipiente donde se depositaban las espigas de la escanda. Al accionar el rabil, la muela de piedra, manteniendola a la altura adecuada, iba separando las espigas del grano  sin aplastarlo. A continuación se sacaba el grano por la abertura  que se ve en primer plano quedando lista para llevarlo  al molino para obtener la harina de escanda.



      Este artefacto, conocido como pilón, se utilizaba para separar las avellanas de la "carapiella", (envoltura de la avellana) y así agilizar las labores de preparación para su venta, sustituyendo al sistema manual. 
          Estaba formado por dos postes verticales anclados en el suelo, cruzados por un travesaño bajo en el que se apoya un tablón de un metro ochenta centímetros de largo, grosor de unos diez centímetros, en el que se aprecian dos partes bien diferenciadas; la mitad, por su parte de apoyo, es de forma rectangular, de noventa centímetros de largo por cuarenta y cinco de ancho, la otra parte del tablón, es estrecha, de una longitud similar a la parte más ancha, pero mucho más estrecha (90 ctms. por  15 ctms.).En su extremo lleva  acoplado  por la mitad, un poste redondo en sentido vertical, de unos sesenta centímetros; por esta parte tiene forma de martillo.
      El martillo queda introducido en un recipiente de piedra de grano, de forma circular, con un diámetro de  unos noventa centímetros en la parte superior y veinte centímetros en la parte baja (se semeja a una pila bautismal). 
     La carapiella humedecida conteniendo las avellanas, se depositaba en el recipiente de piedra, mientras una persona se subía a la parte ancha del tablón y lo basculaba hacia arriba y hacia abajo, apoyando los brazos en los postes verticales, el martillo golpeaba así la carapiella y las avellanas se iban separando de su envoltura; mientra otra persona se encargaba de remover la carapiella con la cuchara de madera que se ve en la foto. Para dejar las avellanas más limpias se iban trasladando a la caja de madera rectangular que se  ve en la foto, con fondo de rejilla de madera,  se removían y así, los restos de la carapiella, caía y quedaban en la caja las avellanas limpias.






En este vídeo, Armando, uno de los dueños de la panera, nos explica su funcionamiento.


Interior de la panera.


Güexes, pipa de sidra, cadenes  y fueyes de "ocálito" colgaes de la paré de dientro la panera.


Respiradero, techo y entramado de madera de la panera.



Otro artefacto interesante  colgado en la panera de Cereceo.  Se trata de un  recipiente de madera con dos senos y tapadera. Según Armando, uno de los dueños de la panera, se utilizaba para guardar la sal y el pimentón.

Total paneras Cereceo: 1


6º.- Hórreos y Paneras de la Marina:

Nº 1: hórreo








Nº 2: hórreo





Total hórreos en La Marina: 2


7º.-Hórreo  y paneras de Ablaneo:

Nº 1 hórreo





Total hórreos de Ablaneo: 1

8º.-Hórreos y Paneras de Doñaxuande.-

Nº 1: Panera de los de Pin










Nº 2: Panera de la casona de los Muñices






Escudo de armas de la casona de los Muñices.


Nº 3: Hórreo




Nº 4: Hórreo


Nº 5: Hórreo 




Nº 6: Hórreo



Nº 7: Hórreo



Total hórreos y paneras de Doñaxuande: 7


9º.- Hórreos y Paneras del Rozo.-

Nº 1: Hórreo


Total hórreos del Rozo: 1

10º.- Hórreos y Paneras de El Teleno:

Nº 1: Panera







En esta panera del Teleno,  existe el segundo rabil de Riosa que aún subsiste, junto al  de Cereceo, aunque este se encuentre en peor estado de conservación. El de Cereceo esta en perfecto estado de funcionamiento.





Total Paneras de El Teleno: 1


Segundo.- Valle del Río Llamo.-

 1º.-  Hórreos y Paneras de Muriellos:

Nº 1 y 2: Hórreos de  la Casa Fondera



Detalle Hórreo Nº 1



Nº 1: Hórreo 



Nº 2: Hórreo 



Nº 3: Hórreo


Debajo de este hórreo aún se puede observar el lugar donde estaba el rabil.


Nº 4: Hórreo.  Hórreo del Xugu la bola





Nº 5: Hórreo 




Nº 6: Hórreo


Nº 7: Hórreo 


Hórreos nº 6 y 7


Nº 8: Hórreo 



Nº 9: Hórreo




Nº 10: Hórreo.  En El Argumal



Tallado en una de las colondras del hórreo.


Nº 11: Hórreo. En El Argumal (en ruina)




Nº 12: Panera del Otero (en ruina)




Total hórreos y paneras de Muriellos: 12

2º.- Hórreos y Paneras del Collau:

Nº 1: Hórreo 



Total hórreos del Collau: 1

 3º.- Hórreo y Paneras del Cabal:

Nº 1: hórreo









   Total hórreos del Cabal: 1

4º.- Hórreos y Paneras de Felguera:

Nº 1: Panera




talla en el remate de los trabes (liños)  superiores de la panera.



Tallas en el remate de los trabes  superiores (aguilones) de la panera.



   





Nº 2: Hórreo





Nº 3: Hórreo 




Nº 4: Hórreo. De la casa la Corralá, donde estuvo el Ayuntamiento de Riosa hasta el año 1880.



Dibujos grabados en el hórreo de la Corralá. Tiene una cenefa con motivos geométricos, extendiéndose por dos de los laterales (en uno apenas se notan) y dos motivos circulares.


Dibujos grabados en el hórreo de la Corralá.




Dibujos grabados en el hórreo de la Corralá.




El hórreo da frente a la casa donde se ubicó el antiguo Ayuntamiento de Riosa hasta 1880, fecha en que se trasladó a La Vega. La tradición recoge, y así lo plasma Benjamín Alvarez "Benxa" en su libro "Laminarium de Aller, Riosa y Morcín" (1981), que a sus pegoyos  eran atados los presos, previamente a su traslado a la cárcel.

Nº 5: Hórreo. Plaza de la Capilla.



Nº 6: Hórreo. Plaza de la Capilla(tiene dibujos de gran valor)






Decoración muy rica y de extraordinario valor, principalmente en los liños. También en puertas y colondras. En una de las puertas aparece reflejada la figura de una culebra.











Nº 7: Hórreo



Interesante remate de la cubierta.




Nº 8: Hórreo. De la casa del Palacio







Escudo de armas de los Fernández Cachero, en la casa del Palacio.

Nº 9: Hórreo






Nº 10: panera(estado ruinoso)



Nº 11: hórreo




Nº 12 Hórreo




Nº. 13 Hórreo




Nº 14 Hórreo


Nº 15 Hórreo


Nº 16: Hórreo


Nº 17: Hórreo


Nº 18: Hórreo



Total hórreos y paneras de Felguera: 18

5º.-Hórreos y paneras de Llamo

Nº 1 y 2: hórreos



Nº1: Hórreo 




N2º: Hórreo






Nº 3: Panera












 Total hórreos y Paneras de Llamo: 3

6º.- Hórreos y paneras de San Adriano:

Nº 1: Panera






Truébanos para abejas en la panera de San Adriano.



Dibujos con decoración geométrica, en forma de circulo, tallados a bisel en las colondras de un lateral de la panera de San Adriano - concretamente, la que mira hacia las casas-.




Total paneras en San Adriano: 1

7º.- Hórreos y paneras de Les Texeres:

Nº 1 panera (muy deteriorada)


Total paneras en Les Texeres: 1

8º.- Hórreos paneras de La Cantera:

Nº 1: Panera







Total hórreos y paneras de La Cantera: 1

9º.- Hórreos y paneras de Los Caleyos:

Nº 1: Hórreo (en ruinas)




Total hórreos en Los Caleyos (en ruinas): 1

10º.- Hórreos y paneras de Panderraices:

Nº 1: hórreo





Nº 2: Hórreo



Total de hórreos en Panderraices: 2

11º.- Hórreos y Paneras de La Granxa:

Nº 1.- Hórreo




Total de hórreos en La Granxa: 1


12º.- Hórreos y  Paneras del Güespe:

Nº1.- Hórreo




Total de hórreos en El Güespe: 1

13º.- Hórreos y  Paneras de La Ablanosa.-

Nº 1.- Panera (en ruina)









Total de paneras en La Ablanosa: 1





14º.- Hórreos y Paneras de Code.-

Nº1: Hórreo





Total de hórreos en Code: 1

Tercero.- Valle del Río La Xuncar y del Cordal.-

1º.- Hórreos y Paneras de Villamer

Nº 1: Hórreo



Nº 2: Hórreo











Nº 3: Hórreo




 Nº 4 : Hórreo





Nº 5: Hórreo






Nº 6: Hórreo









Nº 7. Hórreo (en ruina total) - junto casa Quico El Ferreru - 






Nº 8. Hórreo (en ruina total) - junto casa Tavio




Total  hórreos y paneras de Villamer: 8

2º.- Hórreos y paneras de La Xuncar:

Nº 1: Hórreo




Nº 2: Hórreo








Total hórreos y paneras de La Xuncar: 2






3º.- Hórreos y paneras de Los Bayos:

Nº 1: Hórreo





Respiradero y, a la vez, reloj solar, según decía Angelín el de los Bayos.






Total hórreos y paneras de Los Bayos: 1



4º.- Hórreos y paneras de La Vara:

Nº 1: Hórreo









Nº 2: Hórreo





La tarambela también tiene otros usos.





Total hórreos de La Vara: 2



5º.- Hórreos y Paneras del Praulorto.


Búho protector del Praulorto








Total paneras del Praulorto: 1

6º.- Hórreos y paneras del Cantu









Total hórreos del Cantu: 1

7º.- Hórreos y paneras de Fresneo:

Nº 1: Panera






Total paneras de Fresneo: 1

8º.- Hórreos y Paneras de La Cuba

Nº 1: Panera (se conserva solamente la mitad)


 Total paneras en La Cuba: 1

9º.- Hórreos y Paneras de Prunadiella.

Nº 1: hórreo





Total hórreos de Prunadiella: 1

RESUMEN GENERAL DE LOS HÓRREOS Y PANERAS DE RIOSA.-
Primero.- Valle del Río Grandiella.
        a)     Hórreos: 13
        b)    Paneras:   6
       TOTAL….... 19
Segundo.- Valle del Río Llamo.
        a)     Hórreos: 37
        b)    Paneras:   8
       TOTAL…...  45
Tercero.- Valle del Río La Xuncar y del Cordal.
a) Hórreos: 15
b) Paneras:   3
      TOTAL 18

       TOTAL HÓRREOS Y PANERAS DEL CONCEJO DE
       RIOSA:       
       Hórreos: 65
       Paneras: 17
       TOTAL GENERAL:82

Hórreos de nueva construcción:

     En el Concejo de Riosa, no existen muchos hórreos  o paneras de nueva construcción. A continuación vamos a hacer una breve reseña de cada uno de ellos, indicando su ubicación y aportando fotografías de los mismos.
PORCIÓ:
  Panera en la finca propiedad de Paulino Alonso  Fernández, construida hace unos cuatro años.








EL TELENO: 
   Panera en la finca de  Eugenio García Romero, construida hace unos treinta años.







Escena  campera delante de la Panera de Eugenio.

ABLANEO: 

    Hórreo en la finca la "Casupa", de los hijos de Jaime Muñiz Fernández, construido hace unos veinticinco años.





DOÑAXUANDE: 

 Hórreo en la finca de Francisco Otero Sariego, construido hace unos treinta años.

ABLANEO: 

 Hórreo en la finca de Ramón Suárez Fernández, construido hace unos tres años.













LA VEGA: 

 Hórreo  en los jardines del Centro Social, en La Vega. Construido   hace unos doce años por  trabajadores integrados en FUCOMI.









LA CASTAÑAR:

Hórreo en la finca de Higinio Amado Hevia Montes, construido hace unos doce años.










CONCLUSIÓN:

Durante el recorrido que he realizado por todos los pueblos del Concejo de Riosa para la realización de este trabajo, he podido comprobar, por una parte, el enorme patrimonio cultural que representa el gran número de hórreos y paneras qua aún resisten el paso de los tiempos –todos con  varios siglos de existencia-, a pesar de la poca atención que se les ha prestado durante la segunda mitad del siglo XX y lo que va del XXI, tanto por parte de sus propietarios como por parte de la Administración –las subvenciones que se conceden son muy condicionadas, por lo que, en muchas ocasiones,  los propietarios desisten de solicitarlas-. Por otra, he podido constatar el estado de abandono en que se encuentran algunos de ellos,  así como que, lamentablemente, otros ya han desaparecido (más de cincuenta en todo el Concejo), solamente en Felguera, unos quince.
En consecuencia, es necesario  aunar esfuerzos para poder conservar  los que han sobrevivido, contra viento y marea, el paso de los tiempos; debemos pelear por conservar nuestras raíces y  nuestro patrimonio cultural.    
Un pueblo sin su pasado cultural es un pueblo sin identidad. Por ello es necesario hacer un llamamiento tanto a los dueños de los hórreos, a estos, para que cuando sea necesario repararlos busquen el entendimiento y el acuerdo, y a la Administración para que dé mayores facilidades a sus dueños a la hora de conceder subvenciones, poniendo  condiciones fáciles de cumplir y estableciendo un marco de protección de hórreos y paneras, conservando  los modelos tradicionales de construcción y los materiales  que han de  utilizarse en su construcción en todo el Principado de Asturias, según las zonas (occidental, centro y oriental).
Por otra parte, uno de los aspectos que presenta una mayor problemática, es la propiedad compartida, ya que los hórreos suelen estar divididos en cuatro cuartos y las paneras en seis u  ocho. Cada uno de estos cuartos suele pertenecer a distintas personas, es  excepcional que sea de un solo propietario. Al existir varios propietarios pueden  producirse  discrepancias a la hora de su reparación; si no hay acuerdo, lo más probable es que el hórreo o la panera queden sin reparar. La consecuencia es su progresivo deterioro y, al final, su derrumbe.
Los   hórreos y paneras son símbolos de los pueblos rurales de Asturias y zonas limítrofes y todos debiéramos poner algo de nuestra parte para que no desaparezcan. Representan un patrimonio cultural y, si bien son de propiedad privada, al  estar ligados a la cultura y al carácter  de los pueblos, la Administración debiera buscar  fórmulas  que eviten su desaparición, así como también, establecer normas para mantener la pureza y los cánones, tanto en los hórreos de nueva  construcción, como en las reparaciones de los antiguos, evitando auténticas aberraciones que se hacen con ellos (utilizando materiales inapropiados, cerrando  la parte baja, con ladrillos, chapas, u otros elementos constructivos que nada tiene que ver con los usados tradicionalmente, para  después ser dedicados a cocheras u otros menesteres) etc.
En otras partes de España, incluso en otros países, el patrimonio cultural de los pueblos suele ser más respetado,  consecuentemente nosotros debiéramos hacer lo mismo con los hórreos y paneras, dado que, junto el resto del acervo cultural que nos han legado nuestros antepasados,  son parte de nuestras raíces.


     En el supuesto que no se consiga, por un lado, que los propietarios se pongan de acuerdo en el caso de hayan de efectuarse reparaciones  o que, por otro, la Administración no establezca unas condiciones  razonables a la hora de conceder subvenciones y normas, también razonables, en orden a preservar la pureza en los cánones de construcción y reparación así como qué materiales  pueden ser utilizados, los hórreos y paneras estarán avocados a su desaparición en un tiempo no muy lejano.
En La Ará (Riosa), a veintisiete de abril de dos mil trece. 

Texto y fotos: José Luis Cabo Sariego.