jueves, 26 de diciembre de 2013

CASA CONSISTORIAL DE RIOSA

LA CASA CONSISTORIAL DE RIOSA (1880-2013)

Hasta 1880,  Felguera fue la capital del Concejo de Riosa y allí estaba ubicado el Ayuntamiento  en el edificio conocido como el de La “Corralá”; así aparece recogido en el libro denominado LAMINARIUM DE ALLER, RIOSA Y MORCÍN, publicado por D. Benjamín Álvarez (Benxa). En este año de 1880, la capitalidad del Concejo se estableció en La Vega, tal como  figuraba en la piedra que aparecía colocada encima del arco de la entrada principal y que, desafortunadamente, fue retirada como consecuencia de la reforma llevada a cabo los año 1986-1987 y que hoy está depositada en el almacén municipal.


Respecto al edificio del Ayuntamiento en Felguera no existe fotografía alguna, no obstante “BENXA”,  en el libro antes citado y publicado en el año 1981, nos dejó un  hermoso dibujo de cómo era el edificio ya dedicado a vivienda -Casa de Esperanza -, antes de  ser  reformado por sus dueños. El nuevo edificio, solamente conserva la estructura y la planta baja de piedra vista, tal como podéis comprobar en la fotografía que  a continuación os mostramos.



Así era el antiguo edificio del Ayuntamiento en Felguera (Riosa) hasta  el año 1880, en que la capitalidad del Concejo se fijó en  la Vega de Riosa
Dibujo de Benjamín Alvarez  "Benxa", en su libro Laminarium de Aller, Riosa y Morcín (1981)


Así era el antiguo edificio del Ayuntamiento en Felguera (Riosa) hasta  el año 1880, en que la capitalidad del Concejo se fijó en  la Vega de Riosa.Esta foto está tomada el 11-04-1980.



Pegollos del hórreo a los que, decían, ataban los presos antes de llevarlos a la cárcel o ante el Juez. Foto de 11-04-1980:



Edificio de “La Corralá”, en Felguera, muy modificado, donde estuvo ubicado el Ayuntamiento de Riosa hasta 1880:



Por lo que se refiere al edificio construido en La Vega para albergar el nuevo Ayuntamiento, fue ejecutado en las inmediaciones de la antigua Iglesia Parroquial de Santa María de Las Vegas de Riosa. Se trata de un edificio rectangular y a dos aguas, planta baja, piso principal y amplio desván, de unos veinte metros de largo por  nueve de fondo. Las paredes  son  gruesas, de mampostería y sillares de piedra  de grano labrada  en las esquinas; la fachada principal, en la planta baja, disponía de cuatro amplios huecos  rematados con sillares  de piedra de grano labrada, con arco rebajado, dos destinados a puertas y dos a ventanas –la de la derecha, inicialmente también era ventana – pero, finalizada la guerra civil  este hueco se transformó en ventana  y albergó las dependencias, del auxilio social, después se utilizó como Iglesia, mientras  se construyó la nueva Iglesia Parroquial inaugurada en 1956 y por último como biblioteca  municipal (todo esto antes de la reforma de 1986).



Foto del Ayuntamiento de Riosa, a principios del siglo XX. Es la más antigua que se conserva. Figura en un Álbum,  denominado "RIOSA. COLECCIÓN DE LAS VISTAS MÁS SALIENTES DE SU CONCEJO". De M. FERNÁNDEZ.

La planta superior, disponía de cuatro huecos de características similares a los de la planta baja, destinados a balcones, sin vuelo, integrados en la propia fachada, con barandilla de hierro. La parte trasera daba a un estrecho callejón y disponía en la planta baja de varios huecos, uno destinado a la puerta del denominado “Cuartón” (donde se retenía a los presos antes de ser trasladados al Juzgado), era  estrecha y de dimensiones mucho más pequeñas  y, otro, de dimensiones similares a  los de la fachada principal, utilizado como puerta trasera. En la planta superior, la fachada trasera, disponía de  una puerta  en extremo derecho con un pequeño puente que permitía el acceso desde el camino  hacía Fresneo que discurría en un plano superior y tres ventanales, de características idénticas  a las de la principal, también iguales a los de la planta baja. Esta puerta constituía la entrada a una pequeña vivienda, residencia del Maestro de La Escuela de La Vega durante muchos años. Las fachadas  laterales disponían en la planta baja, de dos grandes ventanales respectivamente, de características idénticas a las de la fachada principal; inicialmente no había ventanales en estas fachadas. En principio, la plaza estaba a la altura de la planta baja del Ayuntamiento, sin embargo, posteriormente, al nivelar la plaza, fue necesario construir una acera, elevada un metro sobre el nivel de la plaza, con una barandilla de protección dotada de columnas de hormigón y dos barras de hierro, a la que accedía mediante una escalinata frente a la entrada principal de la Casa Consistorial. 
Desde su construcción en 1880 el edificio consistorial sufrió varias modificaciones, la primera conocida, en la primera parte de la década de los cincuenta del siglo pasado realizada por el albañil D. Baldomero Fernández, en la que se dotó al edificio de una balconada central en la planta principal, a la que se accedía por los dos huecos centrales; también se sustituyó la escalera de madera por una escalinata bastante más amplia, con una barandilla de columnas de cemento blanco  y se dio acceso al salón de sesiones desde  la sala de espera de la  primera planta, aparte del acceso interior desde las oficinas. Por otra parte, se cubrió el callejón de la de la fachada posterior y se dio acceso a la planta principal, dotando, a todo lo largo de la fachada, de  un porche y abriendo una puerta de entrada coincidiendo con el hueco de la segunda ventana de la izquierda. También se transformó en ventana el hueco de la puerta que daba acceso a la vivienda del maestro, que quedó transformada en el Salón de Sesiones; asimismo, se abrieron  pequeñas ventanas en las fachadas laterales de la primera planta, para dar luz al Salón de sesiones, en la lateral izquierda  a la Alcaldía y a la Secretaria, en la derecha. Es una reforma que podemos calificar de interesante y que remozaba el viejo edificio de 1880.







Foto de José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa en el año 1956  reformado por el albañil Baldomero Fernández.

La distribución del interior del edificio era la siguiente:
-Planta Baja: “Hall”, Depositaria y oficina de arbitrios, depósito de detenidos (con entrada por la fachada posterior), Archivo, Biblioteca Municipal (con entrada independiente por la fachada principal, por la derecha).
- Planta Principal: Sala de Espera, Salón de sesiones, Oficinas, Alcaldía y Secretaria. En la parte exterior, debajo del porche de la fachada posterior, los servicios.
 - Desván: muy amplio y con acceso a través de la escalera, utilizado como almacén.
 Hasta  1986, no se llevó a cabo ninguna otra modificación del edificio, sin embargo, el edificio y las dependencias  se habían quedado viejas y era necesario adaptarlas a las nuevas necesidades.
La reforma fue llevada a cabo por el Principado de Asturias, según el proyecto del arquitecto MAGIN BERENGUER. Desde nuestro punto de vista, la reforma no pudo ser más nefasta, tanto  en lo que se refiere la reforma interior como al aspecto externo del edificio.


Foto: José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa, después de la reforma en el año 1987.

En cuanto al aspecto externo se dio al edificio más volumen, transformando el amplio desván en una nueva planta. Esta ampliación era necesaria, ya que el edificio se había quedado pequeño, por ello lo consideramos correcto, sin embargo con lo que discrepamos es con la forma en que se hizo. Lo que se hizo con intención de ganar en vistosidad y funcionalidad se pierde en utilidad y eficacia. A las viejas paredes de mampostería de piedra se las dotó de un zuncho de hormigón que las amarrara que  se recubre  con chapa metálica y el tejado, al que se le quita el alero, se apoya  en  doce columnas cilíndricas de hierro de un metro aproximadamente de altura (seis en la fachada principal y seis en la fachada posterior), entre las que se deja una cristalera corrida en todas las fachadas, sin ventanas practicables en la fachada posterior y en la lateral izquierda (lo que dificulta su limpieza). A la larga, y no han transcurrido tantos años, la realidad ha demostrado que, la solución adoptada, no fue la más correcta; al no tener aleros  y también, que el recubrimiento del zuncho de las paredes con chapas metálicas  está dando problemas en la impermeabilidad, el agua se cuela hacia el interior y aparecen grandes humedades, interiores y exteriores, lo que puede suponer un problema para la seguridad del edificio (al menos en las zonas afectadas). Por último,  la puerta principal de acceso al Ayuntamiento, con sus sillares  de piedra de grano y arco rebajado, fue sustituida por una simple puerta, más estrecha y sin forma alguna, igual que el balcón que se encontraba en su parte superior que se amplía hacia el exterior, mediante un voladizo de forma irregular que se protege con  barandilla de hierro  quizá, todo ello,  queriendo añadir, junto con la solución elegida para la cubierta, rasgos de modernidad que rompiera la apariencia tradicional y austera de las fachadas.  Para nosotros un error, similar al que se produjo en la remodelación del edificio donde se ubicaba  El Convento de Santa Clara (S: XIII), después Cuartel de Santa Clara, en  Oviedo, para  albergar la Delegación de Hacienda,  ahora, ni es antiguo ni es moderno. Un desastre. Lo mismo sucede con esta remodelación del Ayuntamiento de Riosa. Creemos que las construcciones antiguas deben conservar su encanto y, si se quieren reconstruir, debe hacerse con los rasgos propios de su identidad.
 Respecto a la reforma del interior, se modifica la amplia escalera que subía desde el bajo a la planta principal  y se sustituye por otra más estrecha. También, en la zona de la escalera, en aras de la funcionalidad y mayor luminosidad, se deja todo el espacio libre desde  la planta baja hasta el techo, perdiéndose así el espacio ocupado por  el antiguo Salón de Sesiones, prácticamente lo que había ganado con la planta superior se pierde en la planta principal.Delante de la fachada principal se construye una escalinata, en dos tramos.
 El Ayuntamiento no estaba muy conforme con el diseño, ya que suponía  una pérdida de espacio  en la planta principal y así se lo hizo saber al arquitecto, sin embargo, la respuesta de éste fue rotunda: “Él construía para gente inteligente”. Como la obra no dependía del Ayuntamiento sino del Principado, nada se pudo hacer.
Con la reforma el Ayuntamiento quedó distribuido de la siguiente forma:
Planta baja: “Hall”, Servicios sociales, Oficina Técnica, Archivo, dependencias de la caldera y aseos; por una puerta lateral de la fachada lateral derecha, se accede a la dependencia de servicios.
Planta Principal: Sala de espera, Oficinas, Secretaría General y aseos.
Planta Superior: Salón de Sesiones, Alcaldía y Juzgado de Paz.
Ahora, cuando han  transcurrido, casi treinta años de la reforma, el tiempo ha dado la razón al Ayuntamiento:
-         El quitar los aleros al tejado fue un error.
-         El sistema utilizado para elevar el edificio en una planta más, cubriendo todo los remates de las paredes con chapas metálicas, si bien era original, tampoco ha dado el resultado esperado y el agua se cuela hacia el interior, produciendo graves humedades en algunas zonas, tanto en el interior como en el exterior, pudiendo afectar, incluso a la seguridad del edificio.
-          El no aprovechar la totalidad de la planta principal, dejando un espacioso hueco sobre la escalera desde la planta baja hasta el techo, en aras de la funcionalidad y mayor luminosidad, también se ha demostrado que ha sido un error, el Ayuntamiento se ha vuelto a quedar pequeño y, aparte de otras causas (mayores servicios a prestar para adaptarse a la realidad social …),  está la solución adoptada en la zona de la escalera.
         
-  También se puede considerar un fallo el no haber dotado  al edificio de un ascensor, que permitiese el fácil acceso  a las dependencias municipales a las personas mayores o discapacitadas.
    La solución funcional ha primado sobre  la solución práctica.

Reportaje fotográfico:

Foto: M. Fernández

Ayuntamiento de Riosa a principios del siglo XX


Foto de José Luis Cabo Sariego
Ayuntamiento de Riosa en el año 1951.


Foto de José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa en el año 1956,  reformado por el albañil Baldomero Fernández.

Foto de José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa en el año 1957. A la derecha el “bederu” y la caseta de pesaje de ganado( se entraba por el callejón trasero y se salía por la puerta frontal -no aparece en la foto-)





Foto: José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa en el año 1974.
Foto: José Luis Cabo Sariego

Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987

Foto: José Luis Cabo Sariego

Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987. A la derecha el quiosco de la música construido por Baldomero Fernández.

Foto: José Luis Cabo Sariego

Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987

Foto: José Luis Cabo Sariego

Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987

Foto:  José Luis Cabo Sariego

Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987



Foto:  José Luis Cabo Sariego



Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987



Foto:  José Luis Cabo Sariego



Reforma del Ayuntamiento de Riosa 1986-1987. Fachada posterior del Ayuntamiento con el porche añadido en la reforma llevada a cabo por el albañil Baldomero Fernández.



Foto:  José Luis Cabo Sariego



Foto:  José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa, después de la reforma en el año 1987.

Foto:  José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa,  4 de octubre de 2013 

Foto:  José Luis Cabo Sariego


Ayuntamiento de Riosa, 7 de octubre de 2013, desde la Fuente La Pimpana.


Foto:  José Luis Cabo Sariego


 Ayuntamiento de Riosa, finales de 2012, durante una nevada.


Foto:  José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa, Navidad de 2013


Foto:  José Luis Cabo Sariego

Ayuntamiento de Riosa, Navidad de 2013

----------------
Nota.- Concluido este trabajo, en la segunda mitad del año 2015 y principios del año 2016, se produjo una última reforma que afectó fundamentalmente a las fachadas exteriores, la distribución interior y las plantas siguen  prácticamente igual.
La reforma consistió en dejar la piedra vista de todas sus fachadas y subsanar las humedades producidas, consecuencia de haber dejado sin aleros al edificio y al mal sistema de cubrir los muros con chapas metálicas en la parte superior.
En las fotos que os ofreceremos a continuación-sacadas en el mes de marzo de 2016-,  podréis ver el resultado: